Modificarían la inhabilitación a homosexuales para donar sangre

El 14 de junio fue el Día del Donante de Sangre y debido a la importancia del tema las campañas de difusión se multiplicaron a lo largo del día, reforzadas por personalidades de la cultura que convocan “a todas” las personas a donar, sin embargo, todavía en 2012, no “todas” las personas pueden donar sangre.

Algunas están inhabilitadas por motivos de salud, otras por haber estado detenidas por más de 72 horas en instituciones carcelarias, aspirado cocaína o haberse realizado tatuajes en los últimos 12 meses, pero otras, por una razón claramente discriminatoria, no pueden donar simplemente por ser homosexuales.

En la Ciudad de Buenos Aires, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad ha presentado su posición al respecto intentando pedir una modificación al cuestionario de admisión para donar sangre, entendiendo que “no hay razones suficientes que permitan mantener la restricción de donar sangre por parte de quienes hayan tenido sexo entre hombres por esta sola razón, no es el hecho de tener sexo entre hombres o ser homosexual lo que debería impedir la donación, sino que lo que debería tenerse en consideración es la práctica sexual no segura”.


En un nuevo intento por adaptar las leyes a los tiempos que corren, el legislador de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro presentó un proyecto de ley en la Legislatura porteña para modificar la redacción del formulario interrogatorio y el artículo 3 “inciso d” de la ley 3328, Ley de Sangre, en el que se aclare que “al momento de donar no se requerirá información de los/las donantes respecto a su identidad de género, vida personal, sexual, o cualquier información que resulte discriminatoria y/o violatoria del derecho a la intimidad”.

“Realizar juicios de valor sobre la calidad de la sangre de las personas sólo por el hecho de pertenecer a cierta minoría o realizar ciertas actividades es, no sólo un determinismo y una violación al principio de no discriminación, sino que también implica vulnerar sus derechos a la autonomía personal, a la dignidad, el respeto a la libertad, a la intimidad, a la privacidad y a la protección de las conductas autorreferentes de disposición del propio cuerpo, comprendidos todos en el artículo 19 de la Constitución Nacional, en al artículo 11 de la Convención Americana, en artículo 17 del Pacto de Derechos Civiles y Políticos y en el artículo 12 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, expresó en los fundamentos del proyecto el legislador Maximiliano Ferrera.

Desde el año 2000 la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), entre otros, realiza una campaña de denuncia y protesta para promover la reforma de las diferentes resoluciones que han regido la donación de sangre. Como resultado de esta actividad, y como respuesta a una presentación en 2006 que hace esta organización al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), esta última entidad emite el Dictamen No. 338/06 que recomienda la modificación de la Resolución antes mencionada por considerarla discriminatoria.

A partir de este Dictámen, el Ministerio de Salud de la Nación expresó públicamente la disposición de cambiar la normativa. No obstante la misma continua vigente y la homosexualidad sigue siendo en sí misma un criterio de exclusión en la donación de sangre. Con posterioridad, el INADI retoma los argumentos previos en un caso similar a través del Dictamen No. 137/08.

Asimismo, como réplica a la actuación No. 2556/11, iniciada por la CHA, la Defensoría del Pueblo de la Ciudad resuelve a través de la Resolución No. 2094/11 recomendar al Ministro de Salud del Gobierno de la Ciudad, doctor Jorge Daniel Lemus, que arbitre las medidas necesarias para revisar y modificar de acuerdo con los avances científicos y los cambios culturales libres de todo prejuicio, en el marco de las atribuciones de la Ley 3328, el cuestionario de entrevista de pre-donación de sangre utilizado por los hospitales públicos de la Ciudad. En particular, afirma que “deberá analizarse la pertinencia de las preguntas evitando sesgos discriminatorios”.

Fuente: Noticias Urbanas – Enlace

Anuncios

Acerca de Dirección de Protección de Datos Personales
La Defensoría del Pueblo, por ley 1845, ha sido designado órgano de control del asiento, uso y difusión de las bases de datos personales del sector público de la Ciudad de Buenos Aires garantizando el derecho al honor, la intimidad y la autodeterminación informativa. Con el objeto de cumplir con las funciones asignadas, la Defensoría del Pueblo ha creado el Centro de Protección de Datos Personales. Toda persona que presuma o tenga la certeza de que sus datos figuran en alguno de los bancos de datos personales puede ejercer su derecho de información, acceso, rectificación, actualización o supresión. Estamos en Piedras 574, 5º piso, C.A.B.A., teléfono 54-11-4338-4900, int. 7451 / 7452. Mail: cpdp@defensoria.org.ar, sitio web: www.cpdp.gov.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: