La denuncia de ciberdelitos es una rareza

Nota de Richard Lardner. Los ciberpiratas irrumpieron en las computadoras de la empresa hotelera Wyndham Worldwide tres veces en dos años y sustrajeron información de tarjetas de crédito de cientos de miles de clientes. Pero la compañía no reportó la irrupción informática en sus documentos financieros, pese a que la Comisión de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) quiere que las firmas informen a los inversionistas acerca de este tipo de delitos.

En medio de los rumores de grandes golpes cibernéticos que generan millones de dólares en pérdidas, sigue resultando sumamente difícil identificar a las empresas que son víctimas de estos ilícitos. Las compañías tienen miedo de que divulgar los casos dañe su reputación, hunda el precio de sus acciones o derive en litigios.

El presidente de la Comisión de Comercio, Ciencia y Transporte en el Senado, Jay Rockefeller (foto), está añadiendo una provisión a las leyes de seguridad informática, con el objetivo de reforzar las disposiciones para que las empresas reporten los casos.

Leer más de esta entrada