¿Es legal que las empresas espíen los #e-mail de sus empleados?

emailNota de Abogados.com.ar. Una de las cuestiones que mayor discusión y controversia genera en los claustros de abogados y en los propios espacios laborales es la que se refiere a la privacidad de las casillas de correo electrónico que las compañías suministran a los empleados. Ahora bien, ¿es legal que las firmas accedan y controlen los mails corporativos de su personal?, ¿hasta dónde se puede hacer valer el derecho a la intimidad?, ¿por qué los especialistas en el tema consideran que son fundamentales los reglamentos internos?.

El avance de las nuevas tecnologías, así como el peligro siempre vigente de contar entre el personal con empleados infieles —así denominados por filtrar confidencias a la competencia—, sumado a los cambios normativos de los últimos años, ponen en el centro de debate si son legales o no la supervisión interna de las firmas sobre su plantilla de trabajadores. Muchas de ellas cuentan con dispositivos que les permiten ejercer una inspección estricta de los correos corporativos, tales como los envíos sistemáticos de copias de todos los emails a una cuenta prefijada para tal fin o al jefe del área, o a través de muestreos de algunas cuentas elegidas al azar.

En nuestro país, este tipo de actividades está reglada por dos normas: la Ley Nº 26.388 de Delitos Informáticos y la ley laboral dado que entran en conflicto dos derechos: el resguardo de la privacidad de las comunicaciones de los trabajadores y la facultad de control que tienen las empresas de la información corporativa.

La ley de Delitos Informáticos fue sancionada por la Cámara de Diputados en 2008, y por un lado, protege la privacidad del correo electrónico, pero, por otro, obliga a las empresas a establecer y publicar reglas internas para el uso de las herramientas y aplicaciones tecnológicas basadas en Internet. Así, esta norma equipara el espionaje del correo electrónico con la violación de la correspondencia epistolar y fija que el acceso indebido a una cuenta de email es una infracción castigada por el Código Penal, con condenas excarcelables que van desde los 15 días a seis meses de prisión.

Por su parte, la justicia laboral opina que para que se castigue a un trabajador por el uso indebido del e-mail corporativo, la compañía debía haberlo prevenido anticipadamente —mediante una circular o firma de un acuerdo— sobre el correcto empleo de esa herramienta.

Leer más de esta entrada

Cerca de 40.000 personas en Europa fueron víctimas de la red cibercriminal que cobraba multas falsas

fotonoticia_20130213202753Los once detenidos por integrar una red cibercriminal dedicada a infectar ordenadores de todo el mundo haciéndose pasar por la Policía para cobrar falsas multas defraudaba una cantidad superior al millón de euros al año y en torno a 40.000 personas en toda Europa se vieron afectadas por sus actividades.

El secretario de Estado de Seguridad de España, Francisco Martínez, ha ofrecido los detalles de esta operación en una rueda de prensa conjunta con el responsable de Interpol, Rob Wainwright, en la que ha llegado a decir que la organización actuaba “con el sistema más sofisticado que jamás ha visto la Policía”.

En concreto fueron detenidas la semana pasada diez personas en Málaga, seis de ellas de nacionalidad rusa, dos ucranianos y dos georgianos. Además el pasado mes de diciembre fue arrestado en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) el cabecilla de la organización, otro ciudadano ruso de 27 años que se encontraba allí eventualmente por vacaciones, según ha explicado Interior.

De los arrestados en España, seis de ellos se encuentran en prisión y los cuatro restantes quedaron en libertad provisional. Por su parte, España ya ha solicitado a Emiratos Arabes Unidos la extradición del cabecilla, encargado de crear y difundir el virus.

Leer más de esta entrada

España: La Agencia de Protección de Datos obliga a Google a difuminar la matrícula de una moto visible en Google Maps

AEPD-logoGoogle se ha visto obligado a difuminar la imagen de la matrícula de la motocicleta de un ciudadano español que aparece en la aplicación Google Maps. Una exigencia que le ha llegado impuesta directamente por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Según la resolución que ha publicado el organismo, el ciudadano pidió a Google que eliminara las fotografías que mostraban su motocicleta en plena calle o se difuminara/eliminara los números de la matricula de la misma que aparecían en la aplicación. Pero no recibió ninguna respuesta y fue entonces cuando contactó con la AEPD para solicitar su mediación.

Los de Protección de Datos “mediaron” y Google aceptó difuminar la imagen de la matrícula. Aunque la AEPD en su resolución (pdf) recuerda a Google que no ha quedado acreditado que haya informado al ciudadano reclamante de que se ha atendido el derecho solicitado. Por ello exige a Google que lo haga.

Fuente: La Información – Enlace