El tráfico de datos, un sector mueve millones de dólares en EE.UU.

2013040953winNota de Miguel Ángel Criado para Teknautas, de El Confidencial. Hay empresas que saben más de ti que tú mismo. Google y Facebook, por ejemplo, registran toda la actividad que realizas en sus servicios y la rentabilizan con publicidad. Es el precio a pagar por disfrutar gratis de sus buenos productos. Pero, al menos en teoría, no comercian con tus datos. De eso se encargan lo que en Estados Unidos llaman ‘data brokers’. En ese país el negocio de la información personal ha alcanzado tales dimensiones que tanto el Gobierno como las dos cámaras lo están investigando. Europa, y en particular España, tienen en sus leyes de privacidad un dique de contención que algunos dudan de que aguante la riada que viene.

Algunas empresas de datos recopilan información sobre familias que esperan un hijo, otras se hacen con los tiques de compra del supermercado, las hay que saben qué dinero se dona a una ONG o que graban las matrículas de los coches que pasan ante sus cámaras. Su objetivo es, mediante la tecnología, rentabilizar toda esa información. ¿Sus compradores? Los anunciantes que sueñan con la publicidad personalizada, los bancos o prestamistas que quieren saber el historial crediticio de los usuarios o los políticos a la caza de indecisos.

Hoy, más que nunca, los datos son poder.

No hay estimaciones fiables de lo que mueve el negocio de la información personal. Pero, para hacerse una idea, la empresa Acxiom, por ejemplo, asegura en su memoria anual contar con datos de 500 millones de personas de todo el mundo. Entre los servicios que ofrece, están indicadores sociodemográficos como nombres, direcciones, niveles de renta y hasta la raza. Epsilon, firma que ofrece datos sobre lo que llaman eventos de vida, como si uno ha sido padre recientemente o acaba de comprar una casa, dice contar con información de 280 millones de personas. Mientras, Rapleaf se vanagloria en su página web de contar con datos en tiempo real del 80% de las direcciones de correo de Estados Unidos.

Las tres empresas están siendo investigadas en Estados Unidos por distintos organismos. La Comisión Federal del Comercio (FTC) de ese país, tiene abierta una investigación a Axciom y Rapleaf, junto a otra decena de compañías. Quiere saber de dónde obtienen la información, qué hacen con ella y qué opciones dan a los usuarios sobre sus datos. Dos comisiones tanto del Senado como de la Cámara de Representantes también abrieron sus propias investigaciones. En total, una treintena de ‘data brokers’ están bajo su lupa.

Leer más de esta entrada

Anuncios