El gobierno de EEUU tiene acceso a los servidores de Google en todo el mundo

Las autoridades estadounidenses tienen pleno acceso a los datos almacenados en la nube de Google, incluso si el material se encuentra fuera de los servidores instalados en su país.

En el año 2011, medios estadounidenses revelaron que las autoridades de ese país pueden acceder sin inconveniente alguno a los datos almacenados en la nube de Microsoft. Para ello, sólo requieren invocar la denominada Ley Patriótica.

Las agencias gubernamentales de EE.UU. enviaron un número récord de solicitudes a Google en 2012 para obtener los datos personales de sus usuarios, incluyendo los del correo electrónico, según la estadística revelada por la compañía estadounidense

El número total de estas solicitudes, según publica Google, ascendió a 13.753. Las agencias solicitaron la información acerca de más de 31.000 personas y en la mayoría de los casos lo hicieron sin orden judicial.

La ley federal permite a las agencias del Gobierno acceder a los archivos de Gmail, el correo electrónico de Google, y a algunos otros datos, como la información de usuario en YouTube y en blogs, sin necesidad de obtener una orden de registro.

Si las autoridades quieren acceder al contenido privado de Gmail, escuchar un mensaje de voz enviado a través del servicio telefónico Google Voice u obtener las direcciones IP de los usuarios, sí que tiene que presentar dicha orden bajo lo establecido por la ley federal.

Debido a que casi todas las solicitudes están vinculadas con algún tipo de investigación criminal, la compañía normalmente no notifica a los usuarios cuando el Gobierno exige leer sus correos electrónicos o acceder a la información de su cuenta. Sin embargo, Google asegura que si está legalmente autorizado a informarlos, trata de hacerlo.

“Notificamos a nuestros usuarios acerca de la solicitud de sus datos, salvo que esté prohibido por la ley o por orden judicial”, dice la compañía en su portal de transparencia.

Google anunció en junio de 2012 que tenía unos 425 millones de suscriptores activos de Gmail, por lo que este es el mayor servicio de correo electrónico en el mundo. Desde el año 2011, Google publica informes semestrales sobre las solicitudes de datos de sus usuarios depositados en sus servidores, que reciben por parte de las agencias gubernamentales de todo el mundo, incluidas las de EE.UU.

Según la publicación alemana Wirtschaftswoche parecida ya en el 2011, estas facultades del gobierno estadounidense van mucho más allá de sus fronteras, ya que la Ley Patriótica le faculta para obtener información almacenada en la nube por empresas y organizaciones europeas. La ley no obliga en lo absoluto a EEUU a dar aviso a los afectados.

Google, por su parte, ha confirmado que los servicios de inteligencia de Estados Unidos en varias oportunidades le han solicitado entregar información sobre sus usuarios. Al hacerlo, para tales servicios es indiferente que la información solicitada esté almacenada en servidores situados fuera de su área de jurisdicción; es decir, en Estados Unidos.

Respondiendo una consulta de la publicación Wirtschaftswoche, Google indicó en su momento que las autoridades estadounidenses “tienen acceso a los datos almacenados fuera de Estados Unidos”. Según Wirtschaftswoche, parece ser una práctica totalmente aceptada que los servicios policiales y de inteligencia de Estados Unidos soliciten acceso a datos físicamente almacenados en servidores europeos.

La publicación agrega que todos los proveedores de servicios en la nube, con sede en Estados Unidos, pueden verse obligados a entregar información a las autoridades estadounidenses, que en algunos casos incluso dan instrucciones al proveedor del caso de no informar al cliente afectado.

El tema es interesante en un mundo donde el almacenamiento de la información es cada vez más globalizado. Cuando una empresa opta por almacenar sus datos en la nube desaparecen las fronteras geográficas y políticas. En otras palabras, un cliente de un país X que opta por almacenar sus datos en la nube de Microsoft o de Google, acepta que estos datos sean puestos a disposición de las autoridades estadounidenses si estas lo estiman conveniente, incluso sin informarle.

En este contexto, muchas empresas se preguntarán entonces qué alternativa es más adecuada: almacenar los datos en una nube internacional o en un servidor propio.

El debate surgió cuando Microsoft lanzó Office 365, que incluye versiones de Office, Sharepoint, Exchange y Lync, basadas en la nube. El servicio permite a empresas de todo el mundo tener acceso a las soluciones de almacenamiento en la nube de Microsoft. Al menos en Europa, la política global de Microsoft -combinada con las amplias facultades que tienen las autoridades estadounidenses mediante la Ley Patriótica- podría verse en dificultades debido a las leyes europeas de protección de datos, que requieren que la información personal no sea enviada fuera de la UE.

Por largo tiempo se ha sabido que las autoridades estadounidenses pueden tener acceso a los datos de empresas extranjeras, almacenados en data centers de EEUU. La novedad es que Microsoft y Google han confirmado que los datos almacenados en servidores europeos pueden ser transmitidos a Estados Unidos si las autoridades de ese país así lo requieren.

Fuente:

RT – enlace

ZonaVirus – enlace

Globalgate – enlace

BackupTechnology – enlace

Anuncios

Acerca de Inés Tornabene
Inés Tornabene www.inestornabene.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: