Informe presentado por la OEA analiza últimas tendencias en seguridad cibernética en América Latina

oeaLa Organización de los Estados Americanos (OEA), a través de la Secretaría de Seguridad Multidimensional y el Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE), publicó el pasado 3 de mayo el informe “Tendencias en Seguridad Cibernética en América Latina y el Caribe y Respuestas Gubernamentales”, elaborado en colaboración con la empresa Trend Micro, que ilustra y analiza las tendencias en el crimen cibernético y la seguridad cibernética en la región. Este interesante documento contiene información detallada sobre las amenazas cibernéticas en las Américas, incorporando por primera vez las perspectivas y experiencias de los Gobiernos de los Estados Miembros de la OEA.

El Secretario General de la institución hemisférica, José Miguel Insulza, afirmó que “esta investigación responde a la necesidad de los gobiernos de la región -surgida en tiempos de acelerada evolución tecnológica- de enfrentar el crimen cibernético, cada vez más frecuente y más amenazante, y que usa métodos en constante evolución”. Agregó que “para evaluar y enfrentar la amenaza cibernética eficazmente, los países necesitan información detallada y confiable, y este informe apunta a eso, y ciertamente representa un avance significativo, ya que hasta ahora no existe un estudio como este en nuestra región”, dijo el máximo representante de la OEA. “El crimen organizado también utiliza la tecnología moderna y a veces, tiene más recursos que los que algunos países pueden dedicar al desarrollo científico, y eso debemos tratar de corregirlo”, indicó Insulza al explicar uno de los objetivos del Informe sobre la amenaza cibernética.

Entre las tendencias analizadas en el informe se destaca un aumento en la frecuencia de ataques cibernéticos; un incremento en el “hacktivismo” o ataques políticamente motivados; la extorsión y el lavado de dinero por parte del crimen organizado; y ataques a infraestructura crítica, entre otras. El informe analiza las tendencias de varias formas de crimen cibernético, entre ellos el “malware”, “spam” y el robo electrónico. 

Las conclusiones del documento señalan que en América Latina es necesario un gran impulso “para mantener el ritmo de los que buscan explotar las vulnerabilidades digitales”. La falta de recursos dedicados a la construcción de la capacidad de la seguridad cibernética y la escasez de conocimientos y experiencia especializados para implementar políticas y técnicas efectivas, frecuentemente obstaculizan los esfuerzos para mejorar la protección informática, asegura el reporte.

En sus conclusiones en cuanto a las amenazas cibernéticas, el reporte sostiene que “los grupos del crimen organizado son cada vez más capaces, cibernéticamente, y las bandas de ‘hackers’ están creciendo en número y sofisticación”. En cuanto a los hábitos de los usuarios de Internet en la región, el documento señala que “el número de infecciones informáticas indica que los usuarios no están manteniendo sus soluciones ‘anti-malware’ actualizadas y siguen utilizando dispositivos de almacenamiento, prestando poca atención a los problemas de seguridad”. Finalmente, según el documento, el crimen cibernético en América Latina depende mucho de “virus troyanos” bancarios, frente a otros tipos de “malware” que predominan en otras regiones.

En sus recomendaciones, el informe insta a promover el conocimiento de las buenas prácticas de seguridad cibernética; promover e invertir en programas de estudio técnicos; fortalecer los mecanismos para designar roles y responsabilidades gubernamentales relacionados con la seguridad cibernética; y regularizar los mecanismos de cooperación y comunicación entre países.

A diferencia de investigaciones anteriores sobre la actividad cibernética en las Américas, el Informe de la OEA con Trend Micro incorpora las perspectivas y experiencias de los gobiernos de los Estados Miembros de la OEA en su análisis. Para elaborar el informe, la OEA invitó a sus Estados Miembros a contribuir con información cualitativa y cuantitativa para el informe sobre los casos de piratería y otros delitos informáticos, así como los esfuerzos de los gobiernos para combatirlos. Un total de 20 de los 32 Estados Miembros de la OEA en América Latina y el Caribe respondieron a la solicitud de información. Trend Micro, por su parte, recopiló datos técnicos sobre el tráfico malicioso y tendencias de “hacking”.

El Secretario de Seguridad Multidimensional de la OEA, Adam Blackwell, destacó que el informe representa “una oportunidad para que los gobiernos puedan mostrar qué tipos de iniciativas han tenido éxito en la mitigación del riesgo cibernético. Las reflexiones y análisis que provenían de esta amplia investigación proporcionarán un valioso recurso a quienes trabajan para proteger nuestras redes vitales. Por último, quiero destacar que este esfuerzo conjunto representa el tipo de colaboración público-privada que nuestros Estados Miembros han reconocido como fundamental para lograr la seguridad hemisférica sostenible”.

Por su parte, El Vicepresidente de Seguridad Cibernética de Trend Micro, Tom Kellermann, destacó entre las principales conclusiones del informe que “las regiones de Latinoamérica y el Caribe están experimentando una rápida adaptación tecnológica. Pero con esta evolución viene el lado oscuro de la globalización -el crimen cibernético”. “Este informe ilustra el crecimiento de los ataques basados en la web, así como el uso de los foros en línea para el alojamiento y el lavado de dinero. El logro de un crecimiento económico sostenible en la región dependerá de un esfuerzo regional concertado para fortalecer la seguridad cibernética y combatir el crimen cibernético”, añadió.

La protección frente a amenazas cibernéticas se ha convertido en una de las principales preocupaciones de seguridad de los gobiernos del mundo. Desde 2004, la OEA, a través del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) dedica esfuerzos a desarrollar y mejorar las capacidades de los Estados Miembros en materia sobre todo de vigilancia, prevención y lucha contra las amenazas de seguridad cibernética, en respuesta a incidentes cibernéticos, y la coordinación efectiva a nivel nacional y regional.

Fuente: OEA – Enlace

Anuncios

Acerca de Dirección de Protección de Datos Personales
La Defensoría del Pueblo, por ley 1845, ha sido designado órgano de control del asiento, uso y difusión de las bases de datos personales del sector público de la Ciudad de Buenos Aires garantizando el derecho al honor, la intimidad y la autodeterminación informativa. Con el objeto de cumplir con las funciones asignadas, la Defensoría del Pueblo ha creado el Centro de Protección de Datos Personales. Toda persona que presuma o tenga la certeza de que sus datos figuran en alguno de los bancos de datos personales puede ejercer su derecho de información, acceso, rectificación, actualización o supresión. Estamos en Piedras 574, 5º piso, C.A.B.A., teléfono 54-11-4338-4900, int. 7451 / 7452. Mail: cpdp@defensoria.org.ar, sitio web: www.cpdp.gov.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: