España: la reforma del código penal y el uso de #Twitter y #Facebook

“La distribución o difusión pública, a través de cualquier medio, de mensajes o consignas que inciten a la comisión de alguno de los delitos de alteración del orden público (…) o que sirvan para reforzar la decisión de llevarlos a cabo, será castigado con una pena de multa de tres a doce meses o prisión de tres meses a un año”.

Es el texto de un nuevo artículo introducido por el gobierno en España al Proyecto de Código Penal. La referencia a cualquier medio abarca desde Twitter a Facebook, o cualquier otra red social accesible en Internet.

Fuentes del Ministerio de Justicia aseguran que este nuevo tipo penal no supone la persecución de la difusión de convocatorias genéricas de manifestaciones, en las que, a posteriori, puedan registrarse actos violentos, sino que está vinculada al llamamiento a delitos concretos de alteración grave de orden público.

Sin embargo, otras fuentes judiciales piensan que puede dar cobertura a actuaciones policiales desproporcionadas, como las llevadas a cabo contra los promotores de la manifestación del 25-S del año pasado para cercar el Congreso de los Diputados, que fueron archivadas por el juez Santiago Pedraz.

Los delitos de alteración del orden público especialmente graves, que el proyecto propone castigar con entre 1 y 6 años de cárcel, pasan a ser aquellos donde “alguno de los partícipes” porte un arma u otro instrumento peligroso, o exhiba un arma de fuego simulada; o los supuestos de lanzamientos de objetos contundentes o líquidos inflamables, el incendio y la utilización de explosivos.

Leer más de esta entrada

Brasil quiere crear un email seguro para evitar el espionaje #NSA

dilmaBrasil comenzó a impulsar medidas singulares ante los reportes de espionaje estadounidense por internet, como la creación un sistema nacional de correo electrónico que compita con gigantes como Gmail y tener más reserva en las comunicaciones oficiales.

El proyecto del email “antifisgones” a cargo del servicio estatal de Correos o la idea de crear una intranet para intercambios sensibles del gobierno responden a informes de prensa que afirman que Washington espió actividades digitales de brasileños, incluida la presidenta Dilma Rousseff.

Revelada por la cadena de TV Globo, la noticia del monitoreo digital de comunicaciones de Rousseff y sus principales colaboradores por parte de la estadounidense Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) irritó al gobierno brasileño, que exigió una respuesta escrita a Washington.

Paralelamente, las autoridades brasileñas han abierto una suerte de tormenta de ideas y proyectos para mejorar la seguridad en internet y hasta evalúan exigir a sitios extranjeros como Facebook que guarden en el país los datos de clientes locales.

Sin embargo, algunas de las propuestas barajadas implican tareas arduas y carecen de garantía de éxito, advierten expertos.

En un país como Brasil, donde la propia presidenta suele usar un teléfono celular común para hablar con sus ministros, la seguridad en internet se ha vuelto un desafío peculiar.

UN EMAIL BRASILEÑO El objetivo de crear un sistema nacional de correo electrónico alternativo a los extranjeros como Gmail y Hotmail para la segunda mitad de 2014 fue anunciado esta semana por el ministro brasileño de Comunicaciones, Paulo Bernardo.

El email brasileño tendrá una criptografía que resguarde mejor la privacidad de los usuarios que se comuniquen entre ellos usando el sistema, adelantó Bernardo en declaraciones publicadas el lunes por el diario Folha de Sao Paulo.

La idea surgió después que el extécnico de inteligencia estadounidense Edward Snowden filtrara a la prensa documentos secretos de la NSA según los cuales compañías de internet en su país brindan datos de sus clientes al gobierno.

Leer más de esta entrada