Fue detenido en Córdoba un famoso estafador tecnológico de cajeros automáticos

fraude cajerosSe trata de un cordobés de 53 años que está acusado de robar cientos de miles de pesos de cajeros, a partir de un ardid en el que usaba pura tecnología y nada de violencia. Lo capturaron en Malargüe.

Un hombre se acerca hasta la puerta de vidrios donde hay un cajero automático. Mira el lector de las tarjetas magnéticas para ingresar al recinto y coloca uno que él mismo lleva. Luego hay que entrar hasta donde están el o los cajeros automáticos y con rapidez colocar una microcámara lo más imperceptible posible en la parte posterior del aparato: la cámara tiene que apuntar al teclado.

Las víctimas, sin saberlo, dejarán dos huellas que a los ladrones les serán de gran utilidad: una, cuando pasen su tarjeta en el lector falso, dejarán los datos de la cinta magnética; dos, cuando introduzcan la tarjeta en el cajero y tecleen su clave, los estarán filmado. Después, los ladrones se llevarán el lector de ellos y, a partir de una tarjeta magnética virgen, harán un clon con los datos que quedaron de la tarjeta de la víctima. Luego mirarán la película en la que la víctima teclea su clave en el cajero y sabrán los cuatro números secretos.

A la tarjeta clonada que ya tiene los datos de la verdadera, los delincuentes la introducirán en cualquier cajero y, como ya saben los números, sacarán el dinero que les plazca; un monto que puede llegar hasta los 15 mil pesos. Luego se van del cajero con la plata y sin levantar sospecha alguna. Un golpe perfecto, limpio, sin armas ni situaciones violentas para las víctimas. La única violencia es la que experimentan los dueños de las cuentas cuando caen en que las mismas han sido vaciadas.

El especialista en este mecanismo (conocido como “skimming”; ver aparte) es un cordobés de 53 años llamado Oscar Enrique Bonardi, con varias detenciones por este tipo de delitos. Por eso algunos lo llaman el rey de las tarjetas clonadas. Y por eso llevaba una vida llena de lujos en su provincia hasta que Delitos Económicos de Córdoba le puso los ojos encima a partir de casi 100 denuncias que lo involucran.

El jueves pasado fue detenido en Malargüe junto con un cómplice en una estación de servicios cuando se preparaban para abandonar el departamento con aparentes intenciones de recalar en Mendoza y, de seguro, vaciar más cajeros.

Leer más de esta entrada

#Sweetie, una “niña virtual” para atrapar pedófilos

sweetieUna ONG holandesa creó una niña virtual filipina de 10 años y atrajo a 20.000 adultos dispuestos a abusar de ella. De esos 20.000, al menos un millar han sido identificados por Terre des Hommes, una organización que se dedica a denunciar el crecimiento imparable del abuso de menores en internet. Los pederastas pertenecen a 71 países y sus nombres ya fueron enviados a Interpol para su ubicación física.

Terre de Hommes ha explicado que la mayoría de quienes han caído en la trampa de Sweetie pertenecen a países desarrollados y utilizan su dinero para atraer a niñas pobres.

Sweetie ha sido creada por técnicas avanzadas de animación que captan los movimientos y la voz de una persona real, como muestra el video que la ONG ha subido a su canal en YouTube.

Terre de Hommes sabe que como se trata de una víctima virtual es posible que Interpol pueda hacer poco contra los pederastas. Pero sus responsables han asegurado que su objetivo principal ha sido probar que este tipo de acoso puede superar incluso al negocio de la pornografía infantil y que los culpables dejan rastros en internet.

De hecho, la ONG ha identificado a 1.000 pederastas sin piratear sus computadoras. “Según el FBI y la ONU, cada vez que se enciende el  ordenador están navegando por internet unos 750.000 posibles  depredadores sexuales de menores. Se encuentran en cibercafés o en  Facebook, y piden a niños hasta de seis años que hagan cosas terribles  por dinero. Filipinas es uno de los países más afectados, por eso, Sweetie aparenta ser originaria de ese lugar”, ha dicho Hans  Guyt, director de campañas de Terre de Hommes en Holanda.

Leer más de esta entrada