México: arranca programa “Protección de datos personales en redes sociales” para el ciclo escolar 2014-2015

mexicoA fin de brindar herramientas a alumnos, maestros y padres de familia, para prevenir los daños y perjuicios a los que pueden estar expuestos cuando proporcionan información personal a través de Internet, la Dirección de Transparencia y Acceso a la Información del Poder Ejecutivo estatal, presentó el programa denominado “Protección de Datos Personales en Redes Sociales”, para el ciclo escolar 2014-2015.

José Antonio Macouzet Guerrero, titular de la Dirección, enfatizó  la importancia que tiene el uso adecuado de las tecnologías, por lo que este programa cubrirá escuelas desde nivel Básico hasta Medio Superior.

Detalló que consiste en una serie exposiciones visuales en las que presentan las diferentes problemáticas en el uso inadecuado de las redes sociales; así como, consejos prácticos y sencillos que pueden ayudar a evitar el mal uso de la información, e incluso actuar como un freno más para quienes usan estos medios con fines delictivos y comerciales.

A la presentación del Programa realizada en el salón “Alfredo Zalce” de Palacio de Gobierno, en que asistieron jefes de sector y supervisores de la Secretaría de Educación en el Estado, el director de Transparencia dio a conocer los aspectos generales de la  Ley Para la Atención de la Violencia Escolar en el Estado de Michoacán, en lo referente al proceso que se debe seguir en casos de acoso escolar que se pudieran llegar a presentar en las instituciones educativas y se puso a su disposición para brindar la asesoría necesaria en ese sentido.

Fuente: MiMorelia – Enlace

Fascinación, bromas y algunas quejas en el debut de Street View

streetviewEl servicio de Google Street View –con las imágenes de cien ciudades argentinas– debutó ayer como casi todo lo ocurre en Internet al principio: fascinación, asombro y cierta dosis de cholulismo. Pero al margen de la novedad o debajo de ella, existen –como también ocurre con casi todas las cuestiones de la Web– algunas posibles consecuencias relacionadas con la privacidad y los datos personales, una cuestión para nada menor que, si bien en la Argentina no tiene una tradición, en Europa y Estados Unidos generó ya una importante jurisprudencia.

Maite Iturria, gerente de Google Street View para América Latina, aseguró en diálogo con Tiempo Argentino que la repercusión “en términos generales está siendo súper positiva, hubo bastante interés de los medios y usuarios. Había bastante expectativa previa también.” Y, a juzgar por lo que se veía en Twitter, con la etiqueta (hashtag) #perlitasdestreetviewba o en una cuenta creada por un usuario, al igual que una página de fans de Facebook, parecía cierto lo relatado por la directiva.
Muchos se volcaron a fisgonear domicilios particulares, de vecinos, familiares, ex parejas y instituciones conocidas o a buscar situaciones divertidas o incómodas, y ahí surgían algunas fotos que quizás puedan tener problemas, como una pareja besándose en una calle peatonal o personal de una fuerza de seguridad disfrutando del esparcimiento que otorga un asado. Iturria explicó que el servicio utiliza un algoritmo –palabra mágica en el mundo Google– que deformó (pixeló o blureó) por defecto caras de personas –incluso algunas que aparecían en afiches de campañas políticas o en murales–, patentes de vehículos o números de carteles de inmobiliarias o de comercios en las imágenes a 360 grados que registraron desde octubre del año pasado camionetas Chevrolet Captiva verdes y blancas debidamente identificadas y con una especie de telescopio en cuya extremo superior hay una bocha con 15 lentes de cámaras que apuntan en diferentes direcciones y toman fotografías planas, de 75 megapíxeles cada una, en un ángulo particular. Iturria aseguró que casi 24 horas después no habían recibido ninguna queja o reclamo (ver recuadro para el procedimiento) y que fueron pocas las imágenes donde se ve el interior de las viviendas. Pero qué pasa con alguien que no quieran que se muestre el frente, o una ventana o lo que sea: la funcionaria de Google aclara que puede pedir el pixelado que se considere que viola la intimidad, pero no borrarán la calle donde esté. También se puede pedir un cambio de imagen para un comercio que modifique teléfonos o rubro, por ejemplo.
El servicio –que según Iturria cubrirá en el mediano plazo la mayor parte del país en los próximos meses– por ahora sólo contempla capitales de provincias y ciudades de más de cien habitantes y se puede acceder a él desde cualquier dispositivo (computadora, teléfono o tablets) que tenga acceso a Internet y a Google Maps.
Street View fue lanzado en 2007 y cubre unos 8 millones de kilómetros en más de 50 países, según Google. Pero no todos son números, marketing y rosas. Eduardo Peduto, director del centro de protección de datos personales de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, explicó a Tiempo Argentino que están atentos a la implementación práctica del servicio. El organismo inició el año pasado una actuación de oficio, se reunieron con autoridades de la empresa, quienes aseguraron que la actividad estaba aprobada por el Ministerio del Interior y Transporte y que las imágenes que recolectaba cada camioneta no se procesaban en el país sino en Bélgica. Peduto reconoció el atractivo de un mapa geofísico que tiene para un potencial turista, pero “como ese relevamiento incluye las personas estamos frente a una potencial colisión de derechos. Entonces, queremos ver cómo se resguarda la privacidad e intimidad de los que quieren resguardarse. Lo que nos toca es constatar qué pasará en Buenos Aires, cuál será la repercusión en la población, y nos volveremos a juntar o no”, adelantó. “Frente a un panorama complejo e interesante, no nos negamos porque también pensamos que la accesibilidad es un derecho del ciudadano, pero queremos verificar el funcionamiento.” El servicio ya está en marcha. Habrá que ver cómo se acomodan los melones. O las imágenes.  « Leer más de esta entrada