La Agencia Vasca de Protección de Datos dictamina que publicar la lista de grandes defraudadores es ilegal

M3-11991264--575x182La Agencia Vasca de Protección de datos advierte además a la Diputación de que un cambio de la ley suscitaría dudas constitucionales. La agencia subraya el carácter secreto de los datos fiscales, cuestiona la proporcionalidad de la medida y avisa de que hasta los nombres de los penados se protegen.

La Diputación ya tiene respuesta a su pregunta sobre la posibilidad legal de publicar la lista de grandes defraudadores: carece de amparo legal, y si decidiera cambiar la normativa para ello, la divulgación del listado se enfrentaría a muchas «dudas de constitucionalidad». Así lo resuelve la Agencia Vasca de Protección de Datos en un informe en el que repasa con detalles las diferentes leyes y sentencias, tanto de carácter estatal como europeo, que advertirían de la ilegalidad de la medida. La Agencia no se queda ahí, sino que lanza un claro aviso a navegantes en caso de que los partidos decidieran seguir adelante y cambiar la normativa tributaria guipuzcoana.

En ese caso, avisa el director del organismo, Iñaki Pariente de Prada, «se debe tener en cuenta el principio de proporcionalidad entre los distintos bienes jurídicos dignos de protección». En otras palabras, ¿la recaudación pública está por encima del carácter secreto de los datos personales tributario? Ambos derechos están recogidos por la Constitución. Si el objetivo de la iniciativa es hacer pedagogía, ¿es la publicación de la lista de grandes defraudadores la mejor medida? La propia Agencia de Protección de Datos advierte: «Es cuando menos dudoso que no pueda hacerse pedagogía en materia tributaria sin recurrir a medidas tan lesivas para el derecho fundamental como la publicación de la lista». Leer más de esta entrada

La Agencia Vasca asegura que los reclamos sobre privacidad en Internet se dispararon un 50%

vascaLa Agencia Vasca de Protección de Datos celebra su décimo aniversario. Una década en la que su labor ha cambiado de forma “radical”, según apunta su director, Iñaki Pariente, principalmente por la irrupción de Internet, lo que ha provocado, no solo un cambio de paradigma en la labor propia de la institución, sino también en la vida cotidiana de la ciudadanía. Esto se ha traducido en un incremento de las consultas y quejas. Solo en lo que va de año, la Agencia ha recibido 150 llamadas de particulares, casi las mismas que todo 2012, fundamentalmente sobre Internet y protección de datos, lo que sumará a finales de año un total de entre 800 y 900 consultas. Aproximadamente un 50% más que en 2013, según cálculos de Pariente.

“Ya el año pasado detectamos un incremento paulatino del número de consultas, que estos primeros meses han venido a confirmar”, apunta el responsable de la Agencia. La tecnología y sus usos impregnan muchos de los asuntos que a diario ve la institución, “un panorama en el que además hay un importante desconocimiento de los riesgos” que se pueden producir en protección de datos.

“Los móviles que ahora llevamos en los bolsillos son ordenadores, guardan miles de fotografías, de información, de búsquedas que hemos hecho en Internet o páginas que hemos consultado. Cosas que son muy importantes proteger y sobre las que no todo el mundo está concienciado”, ilustra Pariente. Leer más de esta entrada