España: varias denuncias contra la base de datos de la Guardia Civil

En España,  la Unión de Guardias Civiles, sindicato que agrupa a unos 7.500 agentes del cuerpo, denunció la situación en Navarra donde, dicen, se les está pidiendo “que identifiquen al mayor número de personas posible” no sólo con su nombre, sino con datos como el número de teléfono celular o los lugares de donde procedían y a donde se dirigían en el momento de su identificación.

Estos datos se archivan en el sistema denominado SIGO . “Y si la información se ha recabado en un control antiterrorista o antidrogas, la persona identificada pasa a tener antecedentes policiales vinculados a drogas o terrorismo”, asegura Manuel Mato, presidente del sindicato.

“Y eso es ilegal”, asegura Mato. Se basa en la Ley de Protección de Datos Personales, que al respecto establece: “La recogida y tratamiento para fines policiales de datos de carácter personal por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sin consentimiento de las personas afectadas están limitados a aquellos supuestos y categorías de datos que resulten necesarios para la prevención de un peligro real para la seguridad pública o para la represión de infracciones penales, debiendo ser almacenados en ficheros específicos establecidos al efecto”. Leer más de esta entrada

España: un adolescente fue detenido por engañar a mujeres por Internet para conseguir sus fotos desnudas

Efectivos de la Guardia Civil española detuvieron en Jijona (Alicante) a un adolescente por hacerse pasar por propietario de una agencia de modelos, contactando con mujeres tanto adultas como menores de edad, a las que prometía dinero y trabajo a cambio de fotografías desnudas o en ropa interior, según ha informado en un comunicado la Comandancia de Alicante.

La Guardia Civil tuvo conocimiento a través de una denuncia presentada en el mes de mayo de que una persona a través de la red social Tuenti contactaba con mujeres de todas las edades.

Una parte fundamental de este tipo de delitos denominado ‘grooming’, consiste en que el autor se va ganando la confianza de las víctimas para obtener las imágenes con contenido sexual y una vez obtenido el material, comienza la escalada de coacciones y amenazas para asegurar el suministro de nuevo material, exigiendo cada vez mayor contenido sexual. Leer más de esta entrada