Protección de la información en el ámbito laboral

A medida que avanza la concientización sobre la necesidad de proteger la información que se maneja a diario en las oficinas, sean éstas públicas o privadas, se comienzan a tomar medidas tendientes a evitar su vulnerabilidad. Al terminar el día de trabajo se cierran los ficheros y se guardan los papeles en cajones con llave, se apagan las computadoras y se evita dejar claves o cualquier tipo de información sobre los escritorios… o al menos se debería tender a que esto ocurra y se realice como una práctica cotidiana.

Sin embargo, hay muchos mecanismos para transportar información. Una memoria portátil como las que usamos en los celulares, o un pendrive, puede transportar el equivalente a la información contenida en toneladas de papel. No es una exageración. En 8 gigas de memoria se puede archivar información que, si tuvieramos que volcarla en papel, requeriría 300 toneladas del mismo… Leer más de esta entrada