Repudio por páginas de Facebook con nenas “sensuales” que incitan la pedofilia

repudioenfaceDistintas páginas de Facebook generan preocupación por compartir e incentivar la publicación fotos de nenas con poca ropa o desnudas en posturas consideradas sensuales.

Si bien no se trata de pornografía infantil, estas publicaciones pueden facilitar e incitar los abusos sexuales contra menores.

Numerosas denuncias surgieron en las redes sociales pero, pese a las normas comunitarias y las políticas de Facebook, algunas de las páginas llevan más de un año en Internet.

Una de los sitios es “A la mierda todo yo quiero estudiar Sexología”, fue creado en enero del 2013 y tiene unos 90 “Me gusta”. La página -que tiene como foto de perfil un Cristo haciendo “fuck you” junto a la frase “El que madruga se caga de sueño”- se dedica a compartir fotos cotidianas de nenas pequeñas en malla o poca ropa y solicitan a las chicas que envíen sus propias imágenes para compartirlas.

Otro sitio es “Niñas bonitas” que, creado en octubre del año pasado, reúne más de22.300 “Me gusta”. En este grupo las fotos son chicas un poco mayores peroevidentemente menores de edad y el nivel de las imágenes es aún más fuerte, incluyendo desnudos y posiciones muy provocativas. Leer más de esta entrada

Estados Unidos: una ley quiere monitorizar a los internautas para evitar la pedofilia

La posible aprobación de un proyecto de ley cambiaría la privacidad de los internautas en EEUU. En esta ocasión se trata del proyecto H.R. 1981, que tiene el sobrenombre de “Protecting Children From Internet Pornographers Act” (protegiendo a los niños de pedófilos en la Red). El autor de este proyecto de ley, que monitorizaría toda la actividad de los usuarios es el mismo que impulsó la ley SOPA y PIPA.

H.R. 1981 tiene como intención la protección de los menores en Internet respecto a posibles acosadores sexuales y pedófilos. Para ello, la ley propone un sistema de vigilancia total de la Red. Si la norma se aprobara, las operadoras y proveedores de servicios tendrían que almacenar los datos de navegación de todos los usuarios durante al menos 18 meses, con el objetivo de que se puedan identificar y denunciar prácticas de este tipo. Leer más de esta entrada