El Reino Unido estudia imponer directrices sobre el uso de las redes sociales #redessociales

Reino Unido ha puesto en marcha varias reuniones con abogados de distintas redes sociales para poner coto a lo que ellos piensan se está yendo de las manos. Con el Britain’s Crown Prosecution Service (CPS) -departamento responsable de la acción pública de personas acusadas de delitos penales en Inglaterra y Gales— a la cabeza, se espera que el resultado de estas negociaciones tenga su fruto en Navidad.

Esta iniciativa es consecuencia de varios casos en los que las acusaciones, amenazas y comentarios en Twitter y Facebook han llegado a manos policiales. Los agentes han expresado su preocupación por el creciente número de casos que están siendo llamados a investigar. Sólo en esta semana, dos personas han sido condenadas por delitos sociales a través de estos medios. El lunes, un adolescente, Mateo Woods, ha sido sentenciado a 12 semanas de cárcel por varias bromas ofensivas en Facebook a un niño de cinco años de edad en abril. Y un día después, Azhar Ahmed, de 20, fue condenado a 240 horas de servicios comunitarios después de publicar: “Todos los soldados deben morir e ir al infierno” en Facebook, tras el fallecimiento de seis soldados británicos en Afganistán.

El CPS ha invitado a académicos, abogados, blogueros y a la policía a participar en una discusión de un mes de duración. Una portavoz explicó que las conversaciones no estaban dirigidas principalmente a cambiar la ley actual. “En este momento la idea es contar con directrices claras y consistentes en la persecución de estos casos dentro de la ley existente”, han dicho.

Leer más de esta entrada