Se duplicó la demanda de cerraduras electrónicas

En lo que va de 2012, cada fin de semana se reportan cerca de 14 robos a propiedades horizontales en Capital Federal. Y la puerta del edificio es la primera barrera de contención: si falla o no responde, el riesgo aumenta. Para garantizar una mayor protección, en el último año se duplicó la colocación de controles de acceso.

Cada vez es más frecuente que los consorcios adopten cerraduras con llaves computarizadas, tarjetas de proximidad y sistemas biométricos para la puerta de ingreso, que anulan la vieja cerradura.

“En el edificio no ocurrió nada, pero al lado y en la esquina desvalijaron varias unidades. Por eso, los vecinos decidieron contratar una cerradura computarizada”, explica Rubén Peloni, administrador de un inmueble en Ayacucho y Juncal. En otra punta de la ciudad, en un edificio de Aristóbulo del Valle, en Barracas, también cambiaron de sistema después de sufrir dos robos. “En dos fines de semana largos de febrero y marzo entraron a robar a dos departamentos. Aunque ya pagamos expensas muy altas, optamos por instalar una cerradura biométrica.”, contó Ana Díaz, propietaria de un departamento.

Leer más de esta entrada