Fascinación, bromas y algunas quejas en el debut de Street View

streetviewEl servicio de Google Street View –con las imágenes de cien ciudades argentinas– debutó ayer como casi todo lo ocurre en Internet al principio: fascinación, asombro y cierta dosis de cholulismo. Pero al margen de la novedad o debajo de ella, existen –como también ocurre con casi todas las cuestiones de la Web– algunas posibles consecuencias relacionadas con la privacidad y los datos personales, una cuestión para nada menor que, si bien en la Argentina no tiene una tradición, en Europa y Estados Unidos generó ya una importante jurisprudencia.

Maite Iturria, gerente de Google Street View para América Latina, aseguró en diálogo con Tiempo Argentino que la repercusión “en términos generales está siendo súper positiva, hubo bastante interés de los medios y usuarios. Había bastante expectativa previa también.” Y, a juzgar por lo que se veía en Twitter, con la etiqueta (hashtag) #perlitasdestreetviewba o en una cuenta creada por un usuario, al igual que una página de fans de Facebook, parecía cierto lo relatado por la directiva.
Muchos se volcaron a fisgonear domicilios particulares, de vecinos, familiares, ex parejas y instituciones conocidas o a buscar situaciones divertidas o incómodas, y ahí surgían algunas fotos que quizás puedan tener problemas, como una pareja besándose en una calle peatonal o personal de una fuerza de seguridad disfrutando del esparcimiento que otorga un asado. Iturria explicó que el servicio utiliza un algoritmo –palabra mágica en el mundo Google– que deformó (pixeló o blureó) por defecto caras de personas –incluso algunas que aparecían en afiches de campañas políticas o en murales–, patentes de vehículos o números de carteles de inmobiliarias o de comercios en las imágenes a 360 grados que registraron desde octubre del año pasado camionetas Chevrolet Captiva verdes y blancas debidamente identificadas y con una especie de telescopio en cuya extremo superior hay una bocha con 15 lentes de cámaras que apuntan en diferentes direcciones y toman fotografías planas, de 75 megapíxeles cada una, en un ángulo particular. Iturria aseguró que casi 24 horas después no habían recibido ninguna queja o reclamo (ver recuadro para el procedimiento) y que fueron pocas las imágenes donde se ve el interior de las viviendas. Pero qué pasa con alguien que no quieran que se muestre el frente, o una ventana o lo que sea: la funcionaria de Google aclara que puede pedir el pixelado que se considere que viola la intimidad, pero no borrarán la calle donde esté. También se puede pedir un cambio de imagen para un comercio que modifique teléfonos o rubro, por ejemplo.
El servicio –que según Iturria cubrirá en el mediano plazo la mayor parte del país en los próximos meses– por ahora sólo contempla capitales de provincias y ciudades de más de cien habitantes y se puede acceder a él desde cualquier dispositivo (computadora, teléfono o tablets) que tenga acceso a Internet y a Google Maps.
Street View fue lanzado en 2007 y cubre unos 8 millones de kilómetros en más de 50 países, según Google. Pero no todos son números, marketing y rosas. Eduardo Peduto, director del centro de protección de datos personales de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, explicó a Tiempo Argentino que están atentos a la implementación práctica del servicio. El organismo inició el año pasado una actuación de oficio, se reunieron con autoridades de la empresa, quienes aseguraron que la actividad estaba aprobada por el Ministerio del Interior y Transporte y que las imágenes que recolectaba cada camioneta no se procesaban en el país sino en Bélgica. Peduto reconoció el atractivo de un mapa geofísico que tiene para un potencial turista, pero “como ese relevamiento incluye las personas estamos frente a una potencial colisión de derechos. Entonces, queremos ver cómo se resguarda la privacidad e intimidad de los que quieren resguardarse. Lo que nos toca es constatar qué pasará en Buenos Aires, cuál será la repercusión en la población, y nos volveremos a juntar o no”, adelantó. “Frente a un panorama complejo e interesante, no nos negamos porque también pensamos que la accesibilidad es un derecho del ciudadano, pero queremos verificar el funcionamiento.” El servicio ya está en marcha. Habrá que ver cómo se acomodan los melones. O las imágenes.  « Leer más de esta entrada

También en Corea: multan a Google por registrar datos personales con Street View

1321478240382googlednLa compañía de Mountain View, Google, se está acostumbrado, a su pesar, a recibir cuestionamientos de la justicia y otros organismos internacionales debido a su tecnología invasiva. Si últimamente a recibido malas noticias por haber infringido patentes de otras empresas y tendrá que desembolsar grandes cantidades de dinero para solventar las demandas, ahora parece que deberá tener más precaución con uno de sus productos estrella, su servicio de vistas panorámicas Street View.

Según revela la web TNW, la Comisión de Comunicaciones de Corea ha sancionado a la multinacional californiana ha pagar una multa de 144 millones de euros por haber recopilado información personal de sus ciudadanos mediante su tecnología de localización. Además, el gigante tecnológico deberá borrar todos los datos privados recogidos en las vías públicas del país. En concreto, Google habría extraído información sin consentimiento de los usuarios tanto de identificadores de Internet, contraseñas de acceso, números de registro residenciales, direcciones MAC, así como de números asignados a los adaptadores de ordenadores.

Según cita la sentencia del organismo, el vehículo de la firma equipado con cámaras especiales y ordenadores, habría recorrido áreas metropolitanas del país para registrar esta información confidencial. Así, entre las ciudades visitadas por los empleados de la compañía figuran Seúl, Busan, Incheon y Gyeonggi Province durante los años 2010 y 2011. Leer más de esta entrada

Entrevista al Lic. Eduardo Peduto, director del CPDP, por el tema Google Street View

Google registra las calles: la Defensoría estudia si respeta la ley @infojus

Google StreetNota de INFOJUS, Gimena Tordini. La empresa estadounidense continúa con su impulso de abarcar el mundo y ahora desarrolló una alternativa a GoogleMaps. Autos con cámaras recorren las calles de varias ciudades para recolectar la mayor cantidad de imágenes y así dar cuenta del planeta entero. Pero, ¿qué pasa con las leyes de privacidad?

Los autos de Google ya recorren las calles de Buenos Aires. En el techo llevan unas cámaras que toman fotos de manera constante. Las imágenes son georreferenciadas y luego un software las procesa para armar panorámicas interactivas de 360 grados que la empresa sube a Internet como una variante de GoogleMaps. En los próximos meses Street view -vista de calle, en inglés- comenzará a ofrecer imágenes de Argentina.

Mientras en la Plaza de los Dos Congresos -el kilómetro cero- Google puso en marcha uno de los autos, el Centro de Protección de Datos de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires inició una investigación de oficio para establecer si la recolección, almacenamiento, procesamiento y difusión de estas imágenes cumple con las leyes vigentes en el país y en la Ciudad. La actuación N° 5226/13 pide a Google Argentina S.R.L. que informe qué medidas implementó para cumplir con la ley nacional de protección de datos personales y con la normativa que regula el uso de cámaras en la ciudad.

Al recorrer las calles, el sistema diseñado por Google puede captar imágenes de las personas en distintas circunstancias de su vida privada: lavando el auto en el garage, regando el jardín, mirando por la ventana. Al momento de publicar las fotos Google pixela las caras de las personas y las patentes de los autos. El Centro de Protección de Datos considera que esa medida no es suficiente para proteger la privacidad de los ciudadanos.El Street View de Google tuvo conflictos legales en Londres, Alemania, Japón, Canadá. En Grecia y Lituania se prohibió la recolección de imágenes. En Alemania, la empresa fue multada por recolectar imágenes sin consentimiento.

Eduardo Peduto, director del Centro de Protección de Datos Personales, detalló a Infojus Noticias dos motivos en los que se funda esta insuficiencia. Por un lado, “para que las imágenes resulten pixeladas tienen que existir en algún lugar”. Es decir que por más que Google pixele la imagen que se publica, la foto original, con los rostros de las personas, está almacenada en algún sitio, sin que el ciudadano haya brindado su consentimiento.

Al mismo tiempo, indica Peduto, “datos personales son aquellos que hagan identificable a una persona. El rostro no es el único elemento que nos hace reconocibles. Lo mismo pasa con los objetos, un auto o una casa se pueden identificar aunque se pixele la patente o la numeración”.

También el CPDP quiere saber cómo los ciudadanos podrán ejercer su derecho a la rectificación o supresión de sus datos. Este asunto es especialmente complejo porque las imágenes pasan a estar alojadas en servidores que no son argentinos y sobre los que rige la legislación de otros paises. Peduto comentó a Infojus Noticias que en un pedido reciente que la CPDP realizó a Facebook, la empresa le respondió que debían dirigirse a su sede en Irlanda, un país en el que las leyes de protección de la privacidad son menos restrictivas.

“Nuestra intención es preventiva, queremos contar con los elementos de juicio que nos permitan certificar si se están respetando los principios de protección de datos a nivel nacional y local. Estos elementos son las leyes vigentes y los argumentos que esgrima Google sobre cómo se está desempañando para cumplirlas”, concluye Peduto. Google tiene diez días para responder este requerimiento de información.

Google Street View no vulnera la protección de datos en España

Europa Press La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha concluido la investigación sobre la última campaña llevada a cabo por Google para actualizar su servicio Street View. En ella ha constatado que no se recogen datos transmitidos por redes inalámbricas sino únicamente imágenes fotográficas. La Agencia ha confirmado que la actual campaña de recogida de imágenes y su posterior tratamiento para la prestación del servicio no vulnera la normativa española de protección de datos.

La AEPD ha aplicado la doctrina establecida por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia del 24 de noviembre de 2011 según la cual, a pesar de que el tratamiento de datos de carácter personal requiere el consentimiento del afectado, este no será preciso cuando el tratamiento sea necesario para la satisfacción del interés legítimo perseguido por el responsable “siempre que no prevalezcan los derechos y libertades fundamentales del interesado”.

Para decidir en este caso concreto, la Agencia ha realizado una ponderación entre el interés legítimo y la captación de imágenes de calles y carreteras para la prestación del servicio Street View, y el grado de afectación de los derechos de los afectados por estas actividades.

Leer más de esta entrada

Google no borró los datos privados de sus mapas

Google ha reconocido que no cumplió con su promesa de borrar toda la información personal, como los emails, archivos de navegación y datos de conexión wifi, que sus coches de ‘Street View’ captaron en 2010 en Reino Unido y otros países de la Unión Europea.

Estos coches se emplean para fotografiar los vecindarios y obtener imágenes que luego se emplean en los mapas callejeros de ‘Street View’. Sin embargo, en mayo de 2010 además de las imágenes se obtuvieron datos personales de las redes inalámbricas de vecinos de más de 30 países.

Aunque la compañía prometió deshacerse de esta información personal, la Oficina del Comisionado de Información (ICO, por sus siglas en inglés) de Reino Unido ha negado que eso haya sucedido.

“El ICO está convencido de que esta información nunca debería haberse recogido, en primer lugar. Y cree que el que esta compañía no la haya borrado supone un motivo de gran preocupación”, han explicado desde el citado organismo.

“Google ha confirmado recientemente que sigue en posesión de una pequeña parte de los datos que se grabaron con los coches de ‘Street View”, ha declarado, en una carta publicada por el ICO, Peter Fleischer, consejero de privacidad global de Google.

Fuente: El País – enlace

Google Street View en un limbo legal respecto al derecho a la intimidad

En España existen en la actualidad varios procesos abiertos contra este tipo de aplicaciones usadas en el sector de la informática y la telefonía. El gobierno español ha iniciado un procedimiento sancionador contra Google, que podría suponer multas de hasta 600.000 euros si se comprobará  que vulneró la citada Ley de Protección de datos, al captar sin autorización datos personales en las redes abiertas de Wifi de ciudadanos españoles a través de su servicio Street View, y en un juzgado de Madrid, se citó el año pasado al representante de Google en España, a raíz de una denuncia interpuesta por la Asociación para la Prevención y Estudio de Delitos, Abusos y Negligencias en Informática y Comunicaciones Avanzadas, por este mismo tema.

Leer más de esta entrada